Delfinario

Inaugurado en el año 2001 constituyó la segunda institución de su tipo construida en Cuba.

En el sitio se puede apreciar la experiencia conseguida a través de los años en el entrenamiento de estos amistosos cetáceos y además se puede acceder a la experiencia única de nadar junto a ellos. Se ofrecen dos espectáculos simultáneos de lobas marinas y delfines, a las 10 de la mañana y las 2 de la tarde.

Muy cerca de su ubicación, a escasos 17 kilómetros de la ciudad, se encuentran los hoteles Faro Luna, Rancho Luna y Pasacaballo

Dirección: Playa Rancho Luna, Cuba