La Habana

Fundada en 1519, la ciudad capital de Cuba es el centro cultural, científico, económico y político del país, además de la ciudad más cosmopolita y el destino más visitado de Cuba.

Nacida del océano, con una historia apasionada que se remonta a más de 500 años atrás, la Ciudad de La Habana es sede de una quinta parte (2.2 millones) de la población de Cuba y de lo que es probablemente la mejor colección de edificaciones y hoteles que datan de la antigua colonia española en las Américas.

En el corazón de la ciudad se encuentra la encantadora Habana Vieja, un museo viviente habitado por 60,000 personas que contiene iglesias barrocas, conventos, mansiones, y castillos que aún se alzan majestuosamente sobre sus plazas y bulevares embellecidos por hileras de árboles.

Hoteles fastuosos e íntimos, museos, música en vivo, bares, restaurantes, pinturas, artesanía, libros antiguos y mucho más se aprecia caminando por calles bordeadas de columnatas arcadas.

Una destacada labor de restauración ha tenido lugar en La Habana Vieja, que amplía sus beneficios año tras año, recuperando edificaciones, plazas y servicios cuadra por cuadra, creando parques y jardines, galerías de arte, restaurantes, bares, centros de oficinas, y muchos otros lugares de recreo. “ Piedra por piedra” parece ser el lema de este perseverante y apasionado proyecto.

Pero esto no es todo; hay mucho que explorar en otros sectores de la ciudad: las playas al este, el paseo marítimo del Malecón, los distritos Vedado y Miramar (las áreas más modernas) y mucho más.

Colonial, moderna, clásica, ecléctica, serena, bulliciosa, verde, gris, glamorosa, deteriorada…

Al poner un pie en La Habana durante sus vacaciones en Cuba, sólo le quedará sucumbir a su enigmático encanto. No es posible resistirse a los misterios y contradicciones de esta ciudad.